Events

Business

Buscar en este Blog
Búsqueda personalizada

martes, 21 de marzo de 2017

Muere David Rockefeller empresario de Estados Unidos

El multimillonario estadounidense David Rockefeller murió este lunes a los 101 años en su residencia en las afueras de Nueva York.


Descendiente de inmigrantes alemanes y de férrea religión bautista, fue uno de los mayores millonarios de su tiempo, pero también uno de los más grandes filántropos del siglo XX
Según indicó un vocero de la familia, murió mientras dormía.

Era el último nieto vivo de John D. Rockefeller, el fundador de la legendaria dinastía empresarial estadounidense, un hombre que se hizo rico en el negocio petrolero, en la banca y en muchas otras actividades.

El apellido Rockefeller es más que una dinastía.Es un sello. Una marca. Una bandera mundial.

Once letras de origen alemán que no sólo serían sinónimos de inmenso poder e inagotable fortuna: también de pasión por el arte y de filantropía casi sin límites.

Y no es todo. También de fidelidad religiosa al credo bautista, y de severa austeridad aunque llovieran los millones de dólares.
A los 101 años, mientras dormía, se apagó la vida de David Rockefeller. Quinto y último hijo de los varones –la sexta fue mujer– del matrimonio de John II y Abby Aldrich.

Nació el 12 de junio de 1915 en la mansión de sus padres: 53th West Street, Nueva York.

En la misma casa que los Rockefeller donarían para que se instalara allí el célebre Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA).

David abrió los ojos en la casa más grande de la ciudad: nueve pisos, salón de música, enfermería… y hasta canchas de squash…

Pero fue criado e instruido, no en la opulencia: en la más severa austeridad.

Siguiendo la tradición de su abuelo, David Rockefeller fue un destacado líder empresarial desde su posición de gerente del banco Chase Manhattan, parcialmente de propiedad de su familia, así como un filántropo de clase mundial.

Y encarnó el poder de una familia que en todo el mundo se asoció con la riqueza.
Una leyenda originada en el petróleo.

"Tiene más dinero que Rockefeller" fue por muchos años una expresión en muchos países y describe la fascinación que la gente ha sentido por esta dinastía.

El origen de la fortuna familiar estuvo en el petróleo.

La gigantesca corporación petrolera conocida hoy en día como ExxonMobil es descendiente de Standard Oil, la legendaria empresa fundada por John David Rockefeller en 1870.

A finales del siglo 19 y comienzos del siglo 20, los Rockefeller ocupaban un lugar destacado entre los industriales estadounidenses.

Hasta el punto que los gobiernos de entonces en Estados Unidos, preocupados por el inusitado poder que acumulaban, promovieron leyes para restringir el poderío de sus empresas.

Standard Oil le dio paso a la Exxon Mobil. Y en la segunda mitad del siglo XX, la fortuna de los Rockefeller se diversificó a otros campos como el financiero, en el que se movió eventualmente David.

También, a través de la Fundación Rockefeller, la familia promovió grandes obras filantrópicas tanto en Estados Unidos como en el resto del planeta, incluyendo a América Latina, en donde se financiaron programas de salud pública, educación y otros campos.

No obstante, se lo recuerda como un apreciado consejero de múltiples ocupantes de la Casa Blanca.

Se dice que varios gobiernos le ofrecieron puesto en el gabinete, pero el se rehusó.
David Rockefeller nunca negó que su rutilante apellido le ofrecía muchas ventajas.

"Obviamente hay veces que me doy cuenta que me tratan distinto", dijo alguna vez.

La dinastía Rockefeller ha ocupado un perfil más bajo en décadas recientes.

Pero David vivió en una época en la que pocas familias ejercieron tanto poder sobre el país como la suya.

Según Martínez de Hoz, "impresionaba su actitud de comprensión y tolerancia frente a todo. Su humanismo. Su equilibrio".

Esa vida que se apagó serenamente, es un nombre grabado para siempre en la historia del siglo XX.