Events

Business

Buscar en este Blog
Búsqueda personalizada

sábado, 3 de septiembre de 2016

10 razones para dormir desnudos

Los beneficios de dormir desnudo.


El dormir desnudo ofrece una serie de beneficios al cuerpo humano que favorecen a su salud.

Además, resulta más cómodo para disfrutar de un largo sueño. Así lo afirman varios expertos como la doctora Lisa Shives, miembro de la junta de directores de National Sleep Foundation, que llevan tiempo defendiendo esta idea.


Si bien se acostumbra ir a la cama vestido en pijamas o ropa interior, el descansar en completa desnudez brinda a la persona una sensación de liberación y bienestar.


A continuación, los beneficios que aportan el dormir desnudo, si el frío lo permite, claro: Combate el envejecimiento: dormir sin ropa evita que el cuerpo acumule temperaturas altas y esto favorece la liberación de melatonina, una hormona que actúa, entre otros, en evitar el envejecimiento celular.


En un estudio publicado en Sleep, un grupo de investigadores comprobaron que el sueño estimula la actuación de esta hormona, además de otros beneficios, como regular la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Mejora los huesos y músculos: evitar un exceso de temperatura corporal también activa la hormona del crecimiento (HGH), que afecta a casi todas las células del cuerpo.


Es esencial para la reparación ósea y múscular.

Controla el apetito o evitar el sobrepeso: Dicha regulación de temperatura provoca también la activación de hormonas del metabolismo (evitando que se aumente de peso) y las que controlan el apetito.


Dormir mejor y más profundamente: estudios relacionan el insomnio con una defectuosa capacidad del cuerpo humano para regular la temperatura corporal.

Un mejor sueño está directamente relacionado con una mejor calidad de vida y es cardiosaludable.

Regula los niveles de cortisol: esta hormona se regula mejor a temperaturas no demasiado elevadas y en las primeras horas (y menos frescas) del sueño, entre las 22.00 y las 02.00, es cuando baja evitando que se sitúe en niveles demasiado altos, causados por estados de estrés prolongados, lo que es favorecedor sobre la presión sanguínea, la tendencia a aumentar de peso o al envejecimiento prematuro.

Eleva los niveles de oxitocina: esta hormona es conocida como 'la hormona del amor'.
Es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal y paternal que actúa también como neurotransmisor en el cerebro.

La oxitocina contrarresta el estrés y la depresión mediante la lucha contra los efectos nocivos de un cortisol demasiado elevado y reduce la presión arterial.