Events

Business

Buscar en este Blog
Búsqueda personalizada

miércoles, 31 de agosto de 2016

Tenemos una estrategia que te hará millonario | Ganar Dinero

La lista de hace 100 años con la que te harás súper productivo


Te vamos a contar una historia la cual seguro que te va enseñar los puntos importantes para que logres salir adelante con tu negocio o empresa y seas exitoso.

En 1918 un consultor sobre productividad llamado Ivy Lee fue contratado por Chales Schwab uno de los empresarios más ricos del mundo.


El empresario era el constructor más grande de barcos y tenía la segunda empresa acereramás importante de Estados Unidos.

En su afán por mejorar sus procesos productivos, Shcwab le pidió a Lee que le mostrara "un camino para lograr que más cosas se hagan".


Según las anécdotas Lee le dijo que le diera sólo 15 minutos con cada uno de sus ejecutivos y cuando le preguntaron cuánto costaría respondió "Nada. Sólo si funciona, después de tres meses puedes mandarme un cheque con lo que creas que vale".


En ese pequeño lapso de tiempo Ivy pidió a cada uno de los ejecutivos que hiciera lo siguiente:

Al final de cada día de trabajo escribe una lista con las 6 cosas más importantes para realizar mañana. NO escribas más de 6 tareas.

Ordena esas 6 tareas por orden de prioridad
Cuando llegues a trabajar mañana, concéntrate sólo en la primera tarea y hasta que la termines comienza la segunda.


Realiza todas las tareas de la lista del mismo modo, con el mismo vigor. Al final del día mueve cualquier tarea que no se realizó a la lista del siguiente.
Repite este proceso todos los días laborales.

Por más simple que parezca, después de tres meses Schwab quedó tan sorprendido en cuanto a la mejora de productividad entre sus empleados, que envió un cheque a Lee por valor de 25,000 dólares (que actualmente serían unos 400,000 dólares).


Las razones por las que parece que funcione son simples. En primer lugar se establecen prioridades a lo que se añade el hecho de que se sabe qué se tiene que hacer en el día, lo que reduce la pereza de comenzar a trabajar en ello.