Events

Business

Buscar en este Blog
Búsqueda personalizada

sábado, 27 de agosto de 2016

Diga no a la artritis | Buena Salud

Diga no a la artritis


Hoy vamos a hablar de la artritis y unos cuantos tips y consejos que podrían ser útiles a la hora de cuidar tu salud.


Ninguna persona que tiene buena salud nutricional desarrolla reuma u osteoartritis. Aún así, a los sesenta años, nueve de cada diez personas la sufren. Para algunos es un infierno que incluso puede poner sus vidas en peligro. Para todos, la artritis significa tener que vivir con un dolor y una rigidez constante. La artritis no es, sin embargo, una consecuencia inevitable del envejecimiento y puede ser prevenida, siempre y cuando se eliminen las causas fundamentales.


En la búsqueda de la causa de la artritis, muchos factores se han tomado en consideración, incluyendo la dieta, el ejercicio físico, la postura, el clima, las hormonas, las infecciones, la genética, la edad avanzada y el estrés. La mayoría de estos factores son relevantes para algunas personas que sufren artritis. Yo creo que los síntomas de artritis, o de cualquier otra enfermedad aritrítica, son el resultado de una acumulación de estrés que acaba ocasionando una degeneración de las articulaciones, huesos y músculos.


La mala lubricación de la articulaciones
Entre las articulaciones hay una sustancia que se denomina sinovial. Es necesario tener una buena nutrición para asegurarse de que el líquido sinovial se mantiene fluido y es capaz de lubricar. El cartílago y el líquido sinovial contienen mucopolisacáridos, que pueden ser suministrados a través de ciertos alimentos.


El desequilibrio hormonal
Las hormonas controlan el equilibrio del calcio en el cuerpo.

Si el equilibrio de calcio está fuera de control los huesos y las articulaciones pueden volverse porosos, y propensos al desgaste, y el calcio puede ser depositado en el lugar equivocado, dando como resultado los pinchados artríticos.

La culpa no es tanto de la ingestión de calcio como de la perdida del equilibrio de calcio en el cuerpo. Una falta de ejercicio físico, demasiado té, café, alcohol o chocolate, la exposición a metales tóxicos como el plomo, el estrés excesivo o desequilibrios importantes de azúcar o de tiroides en la sangre pueden transformar el control de calcio. Mientras que el control del calcio se puede agravar después de la menopausia, probablemente producido por la pérdida de estrógeno, esto hace que la artritis empeore.


En resumen
Si quiere que sus huesos y articulaciones gocen de buena salud siga esta pequeña guía:


  • Manténgase en forma flexible y consulte a un osteópata o un quiroterapeuta una vez por año.
  • Reduzca su consumo de carne para evitar el exceso de proteína.
  • Sálgase del "ciclo del estrés" y mantenga al mínimo el consumo de estimulantes.
  • Asegúrese de que su dieta es rica en minerales procedentes de semillas, frutos secos y raíces.
  • Si tiene artritis, controle las posibles alergias.
  • Si tiene osteoporosis, considere usar progesterona natural (en forma de crema y no de TRH).
  • Si sufre de inflamación de las articulaciones, tómese un complemento diario de 300 g de AGL (el aceite esencial de Omega 6) y de aceite de lino o 1.000 mg de aceite de pescado de AEP/ADH.

Jugo para la artritis e inflamaciones: