Events

Business

Buscar en este Blog
Búsqueda personalizada

sábado, 13 de agosto de 2016

Brasil le ganó a Colombia y pasó a Semifinal de los Juegos Olímpicos Río 2016

Neymar la Figura de Brasil | Juegos Olímpicos Río 2016
Y esta noche Neymar no perdió el protagonismo que lo caracteriza, para bien y mal, por su talento y su constante manera de fingir dentro de los terrenos de juego, además de acciones que van en contra vía de su fútbol.

Al minuto 11, el volante colombiano Wilmar Barrios cometió una falta innecesaria afuera del área. Tiro libre para Brasil. El encargado, el capitán. Neymar acomodó la pelota ante una barrera de tres hombres, pateó con derecha, el muro azul se disolvió tan rápido como los hinchas brasileros gritaron el gol ante la impotencia del arquero Cristian Bonilla.

El jugador de Barcelona detuvo repetidamente el juego. En una de sus ‘travesuras’ prendió el escándalo. Faltaban menos de cinco minutos para culminar el primer tiempo, y cometió una fuerte falta sobre Andrés Felipe Roa. Empujones que iban y venían, recuerdos de 2014 en Brasil y 2015 en Chile. Amarilla para Neymar y a los vestuarios a pensar en brindar un mejor espectáculo en la etapa final.

Lo pupilos de 'Piscis' intentaron brindarlo en el génesis de la complementaria. Remates consecutivos de Miguel Ángel Borja, quien ingresó por Harold Preciado, y Dorlan Pabón, exigieron al arquero Weverton. Y de nuevo Dorlan, y otra vez Dorlan. Siempre desviados esos impactos, que realizó aun cuando no tenía ángulo de tiro.

Bonilla no se dejó opacar. Respondió ante los peligrosos intentos que los brasileros crearon en pro de concretar el segundo. El tiempo corría y la desesperación se adueñaba de los colombianos. Lerma quería hacer una de Pabón y mandaba el balón a 10 metros del arco, Teófilo Gutiérrez, de lo más destacado del torneo, desaparecido, malas entregas y el 1-0 persistía. La solución del banco, que vaya al césped Arley Rodríguez en lugar de Andrés Felipe Roa. 

Momentos posteriores a ese susticución, al 83' de compromiso, Luan se inventó una caricia al esférico, y cerca a la medialuna del área, con el borde interno de su pie derecho, decretó el 2-0 que metió a Brasil en las semifinales de Río 2016, instancia en la que enfrentará a Honduras, que este sábado hizo historia de la mano del colombiano Jorge Luis Pinto.

Al igual que sucedió en la Copa del Mundo del 2014, Brasil fue el encargado de eliminar a Colombia en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, tras vencerlo 2-0 con tantos de Neymar y Luan.

El juego comenzó con Colombia presionando en campo contrario y tratando de hacer que Brasil jugará lejos del arco defendido por Cristian Bonilla, quien tenía un partido tranquilo, sin mucho trabajo.

Pero al minuto 12 llegó el gol para los dueños de casa, cuando Neymar mediante un tiro libre, aprovechó la defectuosa barrera colombiana, para clavar el primer tanto del encuentro, y darle la tranquilidad a su equipo, que llegaba con serios cuestionamientos por parte de su hinchada debido al mal juego.

A pesar que el onceno cafetero trató de reaccionar para igualar el encuentro, con el pasar de los minutos la 'canarinha' propuso el juego de roce y contacto para quitarle ritmo al partido. Los nuestros cayeron en el juego de fricción, haciendo que la posesión de la pelota se disputara en medio campo y no hubieran acciones en los arcos, pero si constantes protestas y empujones entre deportistas de los dos países.

Para los segundos 45 minutos Carlos 'Piscis' Restrepo envió a la cancha a Sebastián Pérez y Miguel Borja, primero buscando mayor presencia ofensiva y segundo para evitar expulsiones ante la cantidad de jugadores amonestados.

Con otra actitud y mayor posesión de la esférica, la tricolor comenzó a crear peligro bajo los tres palos del arco defendido por Weverton, quien en menos de 5 minutos se volvió figura al atajar primero un remate de Miguel Borja y después uno de Dorlan Pabón.

Sin embargo a medida que avanzaba el cotejo Brasil se plantó mejor en propio campo y dio la iniciativa a Colombia que lucía incapaz de dejar a los delanteros de cara al gol, pues se cometían constantes errores en el último pase, además del desgaste físico que se le notaba al equipo.

Ya cuando Colombia se jugaba sus últimas opciones, un contragolpe carioca bajó la persiana al partido, cuando al 85 Luan remató con precisión y colgó a Bonilla quien estaba un poco adelantado.

Con los dos goles de ventaja el tiempo restante fue de trámite para los brasileros que enfrentarán en las semifinales al seleccionado de Honduras, que es dirigido por el técnico colombiano, Jorge Luis Pinto. Por su parte el conjunto cafetero consiguió su mejor actuación en unos Olímpicos, pues en las ediciones anteriores nunca se superó la primera fase.